Luna negra

La ciudad oscura avanza como fantasma en la noche,

alejándose de la mano de las horas que van muriendo,

los barrios afligidos se cobijan de añoranza con nubes grises,

en tu calle se instala la nostalgia, en la mía también.

Las horas se alejan en sombras presurosas,

mientras se las traga la oscuridad de la melancolía,

en tu casa, un haz de luz eléctrica ilumina la habitación,

en mi cuarto luces fugitivas transitan con la noche.

Sobre el barrio un manto de nubes lloronas

cubren con agua los techos de las casas solitarias.

Encima de las nubes una luna negra, que no brilla

se cuela por las cortinas de los cuartos, robándose

lágrimas de tristezas pasadas, que ausentes habitan

en cajones abandonados que se difuminan en el olvido.

Los días viajaron con las horas muertas perdiéndose en el pasado.

El barrio en su soledad comienza a olvidar en la noche.

En la soledad mientras olvido, me olvido.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s