MARIPOSA SOBRE LA FLOR

¿Quién se atreve abrazar tu cuerpo en las noches?

Ese no soy yo, que muero de frío, a pesar del calor.

Te busco en las sombras formadas por el sol,

originadas en la nostalgia de esos pequeños actos.

¿Quién tiene la fortuna de acompañar tus sueños?

Ese no soy yo, ni siquiera, sueño soy;

perdido por caminos imaginarios, solo estoy;

me refugio en el espejo, reflejo melancólico de mi pasado.

¿Quién disfruta de tus pasiones de verano?

Ese no soy yo, vivo todo el tiempo en invierno,

frío como un témpano de hielo, congelado y añejo,

anhelando una mirada tuya, que me cubra de calor.

¿Quién conoce tus gustos personales?

Ese no soy yo, que se entretiene con las rosas del jardín,

con las flores que engalanan tu sonrisa de verano,

tú, sin saber, vives revoloteando por mi corazón,

como mariposa sobre la flor; tú sin saber.

¿Quién te espera todas las tardes al ocultarse el sol?

Ese soy yo, parado sobre arenas de jardines olvidados,

observo los pétalos, que marchitos se los lleva el viento,

mientras, cientos de mariposas en la luna se refugian.

¿Quién se alegra de verte sonreír todos los días?

Ese soy yo. Se me agranda el corazón con tu sonrisa,

con el brillo de tus ojos me iluminas, por eso:

Hoy te doy la bienvenida, al último verano de mi vida;

a ti, quién eres mi mejor amiga.

Collage

1

¿Para qué vivir?

Sí ya estoy muerto

—dijo la calavera.

2

Siento tu ausencia,

la tarde gris

se torna nostálgica.

3

Siempre tan lejana,

noche que lo ocultas todo.

4

Evades mi presencia,

te ocultas en la obscuridad

de tus sentimientos.

5

Te busco, no te encuentro.

Camino tras de ti

y no te alcanzo.

Mis pasos me llevan

lejos de ti.

6

La noche eterna

lo absorbe todo,

hasta

la vida misma.

10/04/2018