Lo que tú eres para mí

“Lo que tú, Milena, eres para mí, para mí más allá del mundo en que vivimos, eso no está en los papeluchos diarios que te he escrito”

Kafka


A C.

Aquella mujer inalcanzable, admirable y respetada,

mujer de nobles valores, maestra de la vida, de muchas vidas.

Mujer vestida de soledad, se protege del dolor que le puedan causar.

Habitante noctámbula, amorosa luna llena, escritora de versos,

dedicados todos ellos, al hombre que sin querer —ayer se fue.

Mujer inalcanzable, admirable y respetada,

hermosa venus latina, habitante de los Andes, y de mi barrio.

Discreta en su mirar, de tímida mirada,

de sonrisa suave, reservada, disimulada;

amante de los animales, su mejor amigo un can.

Mujer inalcanzable, admirable y respetada,

cuidadora de su madre, leal con su progenitora.

Su familia lo más importante, más allá de otras personas,

también, leal con sus amigos, sus amigas, amorosa compañera;

amante de su libertad, evita las cadenas que la puedan atar.