Nocturno profundo nocturno

“Una noche de luna
mi alma te ofrece.”
Federico García Lorca, Balada de un día de julio
El sol se viste de luna,
con ella, la noche eterna —llega.

Azul profundo
viste tu cuerpo.
Tu cuerpo desnudo
se cubre de noche,
vestida de estrellas
desapareces como sombra.

Oscuridad sublime
rayo de luna.

Un fantasma eres tú.
Te veo en la oscuridad,
no te puedo tocar.
Mis manos corren tras de ti.

Tras de ti —mi corazón
que sangra como una fuente.
En esta noche de luna
a la nostalgia canto un poema.

Tu cabello como un río
se me escapa entre los dedos;
tu cabello como la noche
un batallón salvaje de recuerdos.

Azul profundo
viste tu cuerpo.

En tu mirada tímida
se refleja toda la noche.
Sentimientos ocultos en anonimato,
tu pequeña sonrisa muere en la luna.

Oscuridad sublime
rayo de luna.

Amor prohibido —eres un sueño
en la tristeza de la noche.
Tu imagen desnuda danza en mi mente.
Me cubro con la piel del olvido.

Cuando la luna se viste de sol
desapareces al amanecer.
Texto en voz de su autor