El escorpión del loco

 El escorpión del loco
 ODA A RENÉ HIGUITA

 Arquero de la selección
 de balompié de Colombia,
 sus jugadas de locura
 nos hicieron felices y desgraciados.

 Higuita ––fuera del arco––
 sigiloso, vigilante, loco.
 Miró venir la pelota. Minuto veintiuno
 de la primera parte.

 Partido de fútbol amistoso
 entre Inglaterra y Colombia.
 Una pelota que parecía inofensiva,
 él, se ubicó en posición de guardia.

 Seis de septiembre del noventa y cinco.
 Retrocedió unos pasos
 y sin perder la pelota de vista,
 su cuerpo empezó a estirarse,

 en el aire se arqueó
 desafiante, como imitando
  al salvaje alacrán
 que levanta su temible cola

 para defenderse del ataque mortal.
 Dejó pasar el balón
 por encima de su cuerpo
 para recibirlo con su poderoso aguijón:

 Los taches de la suela
 de sus sagrados guayos.
 Así despejó la pelota
 ante el estupor de los jugadores

 y la algarabía furiosa del público.
 Se levantó impávido 
 percatándose de su locura:
 Acababa de hacer “El Escorpión”.

 Una de las jugadas de fútbol
 más hermosas de la historia.
 Jugada que jamás se olvidará,
 como al espectacular “loco Higuita”.
Nota: Oda basada en un artículo del Periódico El Tiempo Digital
 Por Pablo Romero, 05 de septiembre 2015 
Texto en voz de su autor