Nací un miércoles lluvioso

A Nicanor Parra

 Nací un miércoles lluvioso
 a las once de la mañana.
 Mi padre era policía en ese entonces, 
 y madre ama de casa, que era igual
 a sirvienta de casa.
 Mi madre tenía veintidós años aquel día,
 los había cumplido en marzo;
 mi padre cumpliría veinticuatro
 a comienzos de diciembre,
 a ellos le debo la existencia
 en especial a mi madre,
 que es una mártir en vida. 

 Estatura mediana y problemas de miopía,
 son mis características físicas
 heredadas de mis antepasados,
 nacidos en el tolima, por un lado,
 y en boyacá, por el otro. 

 Mi infancia entre lágrimas y risas
 en el pasado ha quedado,
 con historias tristes
 que es mejor no recordar,
 porque aprisionan el alma.
 
 Por suerte fui a la escuela
 aprendí a leer y a escribir
 con la profesora bertha,
 no me gustaron las matemáticas
 ni el inglés, que ahora si me hacen falta.

 Ayudante de sastre, oficio que
 aprendió mi padre trabajando en la policía,
 aprendí algunas cositas, algunas se han olvidado,
 otras las practico a diario,
 como la labor de planchado.

 Limpié pisos y casas,
 también hice marquetería
 durante mis estudios universitarios,
 y con ayuda de becas y préstamos
 terminé mi carrera en la facultad de artes.

 Hoy soy profesor
 en busca de la pensión. 

JR

Bogotá, D.C. noviembre de 2018

Bogotá / Imagen libre de derechos / pixabay.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s