Abuela

Llegaron de prisa con la vista nublada. ¿Qué pasó? preguntó una anciana sentada sobre un pedazo de tronco de madera. Nada abuela, dijo una mujer adulta. Entonces: ¿Por qué esa cara de pánico? Preguntó la anciana con la mirada arrugada. Nada de qué preocuparse, contestó la mujer. Un grupo de mujeres lloran alrededor de la abuela.