Picasso

El museo como un castillo antiguo aloja las obras de mi pintor favorito, recorro los pasillos y salas, con sus paredes blancas donde cuelgan las pinturas del maestro y los estantes sobre los cuales se posan las esculturas y objetos artísticos que un día atrás surgieron de la mano y genio del artista. Me sumerjo en los collages y me quedo a vivir con el maestro. Afuera París se ilumina con un sol frío.